Basta

Hace unas semanas, vi un tweet que decía: El mundo no solo necesita de la gracia y la misericordia de Dios, también precisa de su justicia.

Mi primera reacción fue: no me gustó. Pero al pensarlo dos veces y considerar la situación de violencia que sufre el mundo, las víctimas del odio y los crímenes en las noticias que escuché esa semana, tuve que admitir que la frase tenía razón.

Los asesinatos, las guerras, los robos, nos dejan una sensación de indignación a la que se le suma la impotencia cuando los crímenes quedan impunes. Gente inocente que sufre a causa de las decisiones de personas sin un vestigio de compasión humana. Algún día, Dios tendrá que decir ¡Basta! Y traer justicia para detener el sufrimiento que nuestra ola de injusticias ha provocado.

Justicia es reivindicar al inocente y darle al culpable lo que merece. Solo que, según la filosofía judeo-cristiana, no hay en el mundo personas que sean cien por ciento inocentes, todos hemos sido culpables de algún modo; pero también afirma que Cristo, el único inocente, tomó nuestro lugar como culpables para que nosotros podamos ocupar su lugar como inocente. Esa es la buena noticia de la gracia y la misericordia de Dios. Ese es el evangelio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s